Qué tipo de vivienda te recomendamos según tus necesidades

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

A la hora de comprar o alquilar una vivienda, hay que tener en cuenta algunos factores para que la transacción sea un éxito tanto a corto plazo como a largo. Así pues, hoy te compartimos 3 cuestiones que tienes que hacerte para saber qué tipo de vivienda necesitas.

Así pues: ¡Vamos allá!

Preguntas a hacerse antes de comprar o alquilar una casa

¿Cuántos sois en la familia?

Esta es la pregunta clave para saber con cuántas habitaciones tiene que contar la casa para ser la ideal, aparte de un comedor, un o dos baños y una cocina.

En caso de alquilar el piso para una persona sola, nuestra recomendación es que tenga una habitación, y ya poner un sofá-cama en el comedor por si alguna vez hay un invitado o hace falta. 

En caso de ser una pareja, dos habitaciones serían lo ideal, ya que aunque sólo utilizarán una, no está de más tener una habitación por posibles invitados, por un futuro hijo o incluso para utilizar de “trastero”, ya que muchas veces en los pisos de una habitación falta espacio para dos personas.

En caso de ser ya una familia constituida por la pareja y un hijo, lo mejor es tener 2 o 3 habitaciones, ya que al ser 3 personas, es mejor tener espacio de sobras por lo que pueda pasar: otro hijo, invitados o simplemente, más espacio. 

En el caso de coger una vivienda con una habitación de sobras, será muy buena idea hacer con ella: Una sala de juegos para los peques, una oficina para el teletrabajo, una sala donde poner la plancha y organizar la ropa de todos..¡El espacio es poder! Así que aprovéchalo tanto como puedas 🙂

 

¿Dónde se ubica vuestro trabajo?

 

En caso de que vuestro trabajo se ubique en el centro, lo ideal sería tener el piso en el centro de la ciudad, cerca del trabajo, por tal de ahorrar en combustible. En este caso, lo ideal sería tener alquilado, o comprado, un parking. Vivir en el centro de la ciudad también te permitirá acceder más fácilmente a los servicios de la ciudad y disfrutar de ellos. Por otro lado, si ya tenéis un hijo con más de 10 años, vivir en el centro os dejará más tranquilos a la hora de dejarlo salir, ya que para él será más fácil acceder a quedar con sus amigos y poder pasear por ahí, siempre rodeado de gente.

Si no es posible vivir en el centro ni cerca del trabajo, una muy buena opción es vivir a las afueras, ya que siempre encontrarás más sitio para aparcar sin tener que pagar un parking y disfrutarás de una tranquilidad única.

Por otro lado, si vuestro trabajo está en las afueras o en otra ciudad de la que quieres vivir, la mejor opción es vivir a las afueras, si pensamos en la comodidad. Si, en cambio, os gusta la ciudad y estar en el centro: ¡Pues para el centro a vivir! Ya que como hemos dicho tiene otras ventajas como el hecho de tener los servicios cerca.

 

¿Qué ambiente estáis buscando?

 

El entorno y el ambiente son muy importantes para decidir cuál es el mejor sitio para vivir, sobre todo si tenéis hijos, ya que habrá que tener en cuenta si hay sitios para ellos cerca de donde vivís. 

Si lo que buscáis es tranquilidad y cercanía con los vecinos, el lugar ideal son las afueras de la ciudad o vivir en un pueblo.

Si os gustaría tener los servicios cerca, así como restaurantes, bares y tiendas: ¡El centro es vuestro sitio!

Si tenéis hijos pequeños, y os gustaría tener espacios para ellos como parques o zonas para jugar con otros niños, la mejor opción es coger un piso que esté cerca de ellos. Por suerte, en las ciudades y en los pueblos, tanto en las afueras como en el centro, hay muchos parques, así que tendréis muchas opciones para decidir! 

Y si os da igual el entorno: ¡Cualquier sitio estará bien!

 

¡Y hasta aquí las preguntas más importantes para decidiros! Aun así, la clave para decidir en qué piso vivir es guiarse por el corazón y en el amor a primera vista. Escoged el piso que más os guste, y que tenga las habitaciones que necesitáis, y si encima os va bien para el trabajo y os gusta el entorno: ¡Lo tendréis todo! 

 

Si te gustaría empezar a decidir cuál va ser tu próximo hogar: ¡Visita nuestro catálogo de pisos!