Poner en alquiler una vivienda es una inversión rentable?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Muchas personas se preguntan si realmente es rentable poner en alquiler una vivienda que ya no utilizan y que tienen vacía. Tienen miedo a los riesgos que esto comporta y les acaba de convencer la idea. Pues bien, hoy estamos aquí para explicaros nuestro punto de vista.

Tener una vivienda vacía sale caro, puesto que los gastos fijos de la propiedad (suministros, la comunidad, tasas municipales, etc..) pueden suponer un gasto alto. Entonces es cuando los propietarios se tienen que preguntar: ¿Qué hacemos con esta vivienda? Puesto que tenerlo vacía no es una opción rentable, es entonces cuando se tienen que empezar a plantear si venderlo o alquilarlo. Muchas veces la opción de venderlo no es una opción para los propietarios, ya sea por su arraigo con la vivienda o porque creen que dentro de unos años sí que harán un buen uso y lo necesitarán. Entonces, ante estos casos, lo que nosotros recomendamos es alquilarlo.

El mercado de alquiler no es mala opción, puesto que la rentabilidad que se puede sacar de un alquiler es muy interesante. Obviamente, la rentabilidad de alquilar el inmueble siempre dependerá de cómo está la vivienda, de sus metros cuadrados, su distribución y sobre todo, la zona que lo rodea. Aun así, la rentabilidad siempre es positiva.

 

Para explicar sus ventajas de una manera más clara y concisa, a continuación os presentamos 4 grandes ventajas que aporta alquilar un inmueble:

-Como ya hemos dicho, poner en alquiler una vivienda ayuda a rentabilizar la inversión que supone ser propietario de un inmueble y al mismo tiempo amortiza los costes que supone serlo.

-En caso de estar hipotecado, el hecho de alquilar la vivienda vacía, ayuda a pagar el préstamo hipotecario.

-Tener inquilinos dentro del inmueble ayuda a mantener la vivienda con buenas condiciones, puesto que muchas veces al tenerlo vacío, queda «abandonado»

-Se puede continuar siendo propietario del inmueble y utilizarlo más adelante teniendo un beneficio extra.

Estas serían las principales ventajas de meter en alquiler una vivienda. Aun así, te queremos dar las dos perspectivas y es por eso que también te tenemos que decir que es una inversión con ciertos riesgos y esto es el que comporta las principales preocupaciones de los propietarios a la hora de poner en alquiler un inmueble.

 

A pesar de que hay pocos riesgos, se tiene que tener en cuenta que están. El principal problema que puede haber es el impago de las rentas por parte de los inquilinos, puesto que la morosidad hace que un alquiler no sea tan rentable como lo podría ser. Uno de los otros problemas con el que te puedes encontrar, sería el momento en que los inquilinos dejen vuestro piso, puesto que algunas veces la vivienda queda en malas condiciones, ya sean por la falta de limpieza, por los desperfectos ocasionados o los muebles maltratados. Aun así, esta última tiene un remedio que funciona muy bien: La fianza. Poniendo una buena fianza a los inquilinos a la hora de entrar en el piso, te asegura poder cubrir los desperfectos que estos ocasionen.

 

Así pues, desde El Balcó Immobiliària ya te hemos enseñado las dos caras de la moneda del hecho de poner en alquiler una vivienda vacía. Desde aquí te animamos a hacerlo, puesto que tienes mucho más a ganar que a perder, y si escoges los inquilinos adecuados, todo saldrá bien!