La disciplina Feng Shui

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Habéis sentido a hablar nunca de la filosofía Feng Shui o sabéis de qué se trata?

Aunque literalmente significa «Viento y agua», para los orientales significa mucho más. Es una filosofía oriental con un objetivo muy claro: organizar el espacio y la decoración para mejorar la energía vital y la relación con los habitantes de la vivienda.

Desde el El Balcó Immobiliària te queremos ofrecer las pautas para que puedas plasmar esta disciplina en tu casa, equilibrando así los flujos de la energía dentro de la vivienda.

¿Listos? Empezamos!

Para aplicar el Feng Shui a nuestra vivienda, tenemos que adaptar las pautas a cada lugar de la casa:

-El Recibidor

Esta es normalmente la primera sala que nos encontramos al entrar en una vivienda, y es por eso que es muy importante. Este espacio tendrá que tener la máxima luz natural posible y tiene que estar muy organizada. La clave es tener armarios y cajoneras para guardar todo lo que puede haber en un recibidor. Otra de las pautas a tener en cuenta es tener una puerta de entrada robusta, puesto que tiene que servir como protección del mundo exterior.

-El Baño

El baño es una de las partes más íntimas de la casa, por lo que siempre tiene que estar muy limpio y recogido y la decoración tiene que estar basada en la tranquilidad. Los cestos son la clave para su decoración, igual que su orden, y siempre acompañados de plantas y flores para dar el efecto de que huele bien.

-Dormitorio

El dormitorio es una de las habitaciones más claves, puesto que es donde se descansa y por tanto, se pasa mucho tiempo. La idea del Feng Shui en esta parte de la casa es aportar paz mental y mejorar la calidad del sueño. Así pues, las pautas a tener en cuenta consisten en cuidar el mueble de la cama. Se tiene que evitar tener cables que pasen por detrás de la cabecera, la ubicación de la cama no tiene que ser ni en medio de la habitación ni cerca de la puerta y debajo de la cama no debe de haber nada. Así pues, su posición ideal sería junto a una ventana.

-La Cocina

Como regla general, la cocina se tiene que orientar hacia el sur y estar cerca de la entrada de la casa. Lo ideal es que a la hora de cocinar, nunca estés de espaldas a la puerta, por lo que la parte de cocinar tendría que estar en un lateral.

Dado que es el lugar donde se manipulan los alimentos, tiene que estar excesivamente limpia y ordenada, para que cocinar sea una cosa fácil y simple.

¡Y hasta aquí todo lo que sabemos de la disciplina Feng Shui aplicada a la vivienda! ¿Te animas a probarla en tu casa?