¿Cómo te afecta el cambio del precio de la luz?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Como ya sabrás, el precio de la luz ha cambiado a partir de este mes de junio. Con este nuevo sistema, hay tres precios según el horario en el que uses la luz y distintos periodos de potencia.

En el Balcó Immobiliària nos encanta ayudarte, por lo que hoy te explicaremos cómo funcionan estos nuevos horarios y qué tienes que hacer para ahorrar en la factura de la luz.

Principales cambios a tener en cuenta:

Antes solo había un período de potencia, por lo que se pagaba igual la potencia fuera cual fuera la hora. Ahora, en cambio: Hay dos períodos de potencia, que son, de lunes a viernes:

  • Hora punta, la más cara, que va de 9:00 h a 23:00 h
  • Hora Valle, la más económica, entre las 00:00h y las 08:00 h

El consumo de la luz, pasa a dividirse en tres períodos diferentes durante el día de lunes a viernes, que se dividen en:

  • Período más caro, llamado “Hora Punta” -Entre las 10:00 h y las 14:00 h / Entre las 18:00 h y 22:00 h
  • Período más económico, llamado “Hora Valle” – Entre las 12:00 de la noche y las 08:00 de la mañana.
  • Período intermedio, llamado “Hora Llana” – Entre las 08:00 h y 10:00 h / De las 14:00 a las 18:00 horas / De 22:00 a las 00:00 h

Aun así: ¡Que no cunda el pánico! Los fines de semana siempre serán contados como hora llana, la más barata.

Trucos para ahorrar en la luz

Adaptar tu consumo a los períodos más económicos, como son la hora Llana y la hora Valle, puede hacerte ahorrar en luz incluso más que antes. ¿Cómo? ¡Te lo vamos a explicar!

La clave está en trasladar todo lo que puedas del consumo a las horas valle y llanas.

Sabemos que es muy complicado consumir la luz en las horas más baratas, ya que normalmente dormimos a esas horas. Aun así, hay que intentar aprovechar las primeras y últimas horas para utilizar los aparatos que más consumen. Así pues, si alguna vez estás despierto hasta las 12 de la noche, aprovecha para poner, por ejemplo, la lavadora, el lavavajillas o cualquier electrodoméstico que te vaya bien poner en esas horas. En el caso de que seas una persona madrugadora, aprovecha para utilizar también los aparatos de mayor consumo.

En el caso de que no te sea posible aprovechar la hora valle, la hora llana también podrá servirte para ahorrar luz. Así pues la conclusión es que no utilices nunca ( o casi nunca) los electrodomésticos que consumen más en las horas puntas.

 

Todo es cuestión de hábitos, por lo que cuanto antes te organices para consumir luz en los mejores horarios: ¡Mejor!

 

Un truco que te puede ayudar es el de poner los distintos horarios colgados en la nevera, para que puedas tenerlos en cuenta a la hora de hacer funcionar un electrodoméstico. Eso te ayudará a aprendértelos de memoria, y al cabo del tiempo, a actuar con consecuencia a ello.

 

¡Esperamos que te haya gustado nuestro artículo! ¿Te gustaría tener información más detallada sobre este tema? ¡Clica aquí!

Y si te gustaría más información sobre cómo ahorrar, clica aquí :)