Cómo preparar tu casa para una sesión de fotografía inmobiliaria

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Estás pensando en vender tu casa? ¡Entonces este artículo te interesa y mucho! Tanto si confías la venta de tu vivienda a una inmobiliaria como si no, preparar tu vivienda para hacerle buenas fotos es esencial. ¿Por qué? Porque tienes que lograr enamorar a los posibles compradores con esas fotos. Si las fotos no son buenas, no habrá visitas, y si no hay vistas, no hay ventas. Así que hoy te vamos a explicar cómo preparar tu casa para una sesión de fotografía inmobiliaria.

 

Algunas veces nos encontramos en qué vamos a fotografíar los distintos inmuebles de nuestro catálogo, pero nos encontramos en que no están listos para fotografiarlos. Eso es un gran error, ya que en ese caso solo nos queda dos opciones: Volver otro día, por lo tanto, perder el tiempo, o hacer las fotos tal cual está. Ninguna de las dos opciones es la ideal, por eso es tan importante que los propietarios se tomen en serio la adaptación de la vivienda para hacer buenas fotos. Por supuesto que es trabajo de la inmobiliaria el hecho de avisar y explicar a cada propietario cómo adaptarla unos días antes, para que tengan tiempo de hacerlo y sepan cómo se hace.

 

Así pues, a continuación te compartimos las claves para preparar tu casa para una sesión de fotografía inmobiliaria, que estamos seguros de que te va a servir, tanto si eres un agente inmobiliario como si eres propietario

 

Claves para preparar tu vivienda para una sesión de fotos inmobiliarias

 

  • El rey es el orden

La primera clave para preparar tu casa para una sesión de fotos es que esté ordenada. Este hecho es esencial para causar buena impresión y llamar la atención. Que en las fotos la vivienda se vea bien ordenada, ayudará a transmitir su verdadera dimensión, ya que por lo contrario, si está desordenada y llena de objetos, siempre parecerá más pequeña, por lo que no conviene si el objetivo es venderla.

Así que si tienes un tiempo libre: ¡Ponte música y manos a la obra!

  • Deja tu casa como los chorros del oro

Limpieza y orden no son lo mismo, pero son igual de importantes a la hora de preparar tu casa para la sesión de fotos. Sí que es verdad que en las fotos no se puede apreciar al 100% si una casa está limpia o no, pero tu misión es que superficialmente, se vea limpia. Hay varias habitaciones que de por sí, no están limpias como los chorros del oro como pueden ser el baño o la cocina, son pues estas habitaciones las que hay que limpiar a fondo para que brillen y parezcan dignas de un hotel o un apartamento.

La combinación de habitaciones limpias + ordenadas, hará lucir tu hogar como un buen sitio en el que soñar e imaginarse.

  • Despersonaliza tu casa

Hay que tener claro que a la hora de poner una vivienda a la venta o en alquiler, el hogar pasa a ser un producto a comercializar. Es por eso que su casa, ya no es tan suya, o al menos, no tiene que parecerlo. ¿Qué queremos decir con eso? Pues que a la hora de querer vender una vivienda, nuestra misión es que los posibles compradores se proyecten en ella y pueden verse viviendo allí en su mente, es por eso que no es recomendable fotografiar una casa cuando está personalizada con fotos de la familia, objetos personales o con el baño lleno de sus objetos del día a día.

Así que unos días o unas horas antes de hacer la sesión de fotos: ¡Ponte a despersonalizar tu casa, y cómo más importante sea para ti cada objeto, más necesario es que no esté a la luz!

  • Apuesta por el verde

¡Si hay algún rincón que ves muy vacío o «soso», aposta por las plantas! Las plantas ayudan a refrescar el ambiente y darle un toque de vida, por lo que siempre quedan bien. Si hay una habitación vacía o un rincón que tenéis en desuso, por lo que vacío, pon una o dos plantas y verás cómo le da un toque diferente.

Las plantas también sirven para cubrir los espacios vacíos que dejamos con la despersonalización de la casa, así que, plantas al poder!

  • Deja tu casa lista

Si tu casa es vieja o tiene algunos desperfectos: ¡Arréglalos antes de fotografiarla! Las pequeñas reformas pueden darte billete de salida y ayudarte a vender tu casa, ya que por lo contrario, los posibles compradores pasarán de largo. Si tienes dudas de si vale la pena o no invertir en reformas y arreglos, lo mejor que puedes hacer es comentarlo con tu agente inmobiliario y él te asesorará sobre las mejoras a realizar y cómo hacerlas.

Desde El Balcó Immobiliària te recomendamos que al menos, lo más superficial, lo arregles, como pueden ser los desperfectos en las paredes (humedades, paredes rotas o pintura), baños viejos, cables eléctricos sueltos, mobiliario roto o incluso la iluminación.

 

¡Y hasta aquí nuestras claves para preparar tu casa para una sesión inmobiliaria!

 

Como conclusión, recordad que una imagen vale más que mil palabras y que el principal gancho para vender una vivienda son las fotografías, por eso tienen que ser profesionales y con la vivienda adaptada a ello.

 

Así que si quieres aumentar las posibilidades de vender tu casa: ¡Ponte en marcha!