¿Qué se estudia para ser agente inmobiliario?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Sabes que no cualquiera puede ser agente inmobiliario? Por eso hoy te vamos a explicar qué se estudia para ser agente inmobiliario.

Ser agente inmobiliario no simplemente consiste en enseñar y vender casas: ¡Va mucho más allá! Tiene tres áreas totalmente distintas de las cuales se tiene que tener conocimiento para poder ser un buen Agente Inmobiliario:

  • El área comercial
  • El área de gestión
  • El área de negociación

Así pues, cuanto más amplio sea el conocimiento que se tengas de cada uno de estos ámbitos: Mejor Agente Inmobiliario serás.

Aun así, para ser agente inmobiliario no solo basta con tener conocimiento sobre estas 3 áreas anteriores. Aunque no se necesita ninguna formación concreta, si quieres colegiarte como agente inmobiliario si hay que tener una formación determinada.

Para colegiarse, hay que tener un documento que acredite tu profesión, que se consigue colegiándose en el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API). Para poder tenerlo, es obligatorio contar con el Título de Agente de la Propiedad Inmobiliaria, que para conseguirlo hay que cumplir dos requisitos académicos: Por un lado, tener un título universitario, y por el otro, superar la prueba convocada por el Ministerio de Fomento.

Y ahora una de las preguntas más frecuentes: ¿Qué beneficios tiene colegiarse como Agente Inmobiliario, aparte del reconocimiento profesional? ¡Te las explicamos!

Ventajas de colegiarse como Agente Inmobiliario

  • Tener acceso a las bolsas de peritos judiciales
  • Tener asesoría judicial, fiscal y técnica
  • Tener acceso a formaciones sobre el sector
  • Tener seguro de responsabilidad civil
  • Tener acceso a notificaciones, informes y circulares.

Aún así, ser agente inmobiliario depende más de las cualidades y habilidades que tiene cada persona, que no de la formación, ya que en el desempeño del trabajo cuenta más. Así pues, a continuación os compartimos las aptitudes personales que tiene que tener un buen agente inmobiliario:

    • Poder de comunicación: Tener la capacidad de saber comunicar es muy importante para poder transmitir la esencia de cada inmueble y poder persuadir con tu discurso.
    • Habilidades negociadoras: Saber convencer a la gente y ser un buen intermediario entre vendedor y posible comprador es muy importante para saber negociar y tener éxito en la venta de inmuebles.
    • Actitud empática: Es esencial saber ponerse al lugar del cliente para poder entender sus necesidades y así personalizar el trato y el servicio hacia él.
  • Habilidades financieras: Saber asesorar bien al cliente es muy importante para poder ser transparente con él y ayudarle de la mejor forma. Así pues, hay que tener conocimientos financieros para poder asesorar de la mejor forma.

 

¡Si crees que tienes estas aptitudes, o ganas de aprenderlas, el trabajo de Agente Inmobiliario es para ti!