Consejos para redactar un buen texto inmobiliario

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Te gustaría vender o alquilar pisos gracias a tus palabras? Pues este post es para ti, ya que hoy te vamos a compartir nuestros consejos para redactar un buen texto inmobiliario.

El primer concepto que tienes que conocer hoy es el de copywriting, que es el proceso de redactar textos persuasivos para acciones de Marketing y ventas, como por ejemplo, la redacción de textos para una web, un anuncio, un catálogo o incluido los emails. La persona que lleva a cabo este trabajo se le llama copywriter y por supuesto, no puede ser cualquiera.

Así pues, para empezar, te compartimos las 3 características principales que tiene que tener un copywriter inmobiliario para que veas si puedes ser tú o tendrás que delegar el trabajo a un profesional:

 

3 características para ser un copywriter inmobiliario

  • Estar formado: Tener formación en marketing digital, publicidad, periodismo o similares es muy importante para conocer las bases del marketing y poder aplicar los conocimientos y estrategias adecuados a la hora de redactar un texto
  • Tener conocimientos del sector inmobiliario: Aunque sean bastante básicos, hay que estar formado mínimamente para poder utilizar un vocabulario adecuado y redactar información de interés.
  • Saber escribir persuasivamente: La misión de un copywriter es enamorar al lector con sus palabras y convertirlo (ya sea en una venta, en un lead o en lo que sea). Es por eso que la persona que se dedique a ello tiene que tener el don de la escritura.

 

Si cumples al menos dos de estas características: ¡Puedes seguir leyendo! Porque te ayudaremos a perfeccionar tu técnica y especializada en el sector inmobiliario.

¡Así pues, vamos allá!

 

5 consejos para redactar un bueno texto inmobiliario

 

  • Ten en cuenta tu cliente potencial: A la hora de escribir cada texto tienes que tener en cuenta a quién va dirigido y tener en cuenta: Qué le interesa y qué le preocupa. 
  • Ten claro los pilares de comunicación: Céntrate en eso que ofreces y en lo que quieres transmitir y sé fiel a eso en todos los textos, para que estén conectados entre sí.
  • Pasa el corrector siempre: Una falta ortográfica puede dar una imagen poco profesional de tu empresa, así que asegúrate de que en tus textos no haya ninguna falta.
  • Dale un toque creativo y original: No digas siempre lo mismo ni caigas en lo que dicen todos. Utiliza la identidad corporativa de la empresa y aprovéchala para ser diferente.
  • Sé breve: No digas en 1000 palabras lo que puedes decir en una y ve al grano, ya que como más breve seas, mejor, aunque tampoco hay que pasarse. 

 

Y ahora la gran pregunta: ¿Para qué sirve saber redactar un buen texto inmobiliario? ¡Te lo explicamos!

 

Beneficios de redactar un buen texto inmobiliario

  • Diferenciarse de la competencia
  • Vender más
  • Llamar más la atención
  • Potenciar la propuesta de valor 
  • Aumentar la tasa de conversión

¡Y mucho más!

 

Y hasta aquí nuestro artículo de hoy. ¡Esperamos que te sirvan nuestros consejos para redactar un buen texto inmobiliario!